lunes, 5 de mayo de 2014

Bizcocho invertido de piña

Este bizcocho también se conoce como "upside down cake", se basa en eso, en darle la vuelta cuando sale del horno y ver la fruta super bien colocada y jugosa, jugosa porque la base de la tarta está hecha con caramelo...mmmmm



La he hecho de piña porque es la que más me gusta de este tipo de tartas, además ahora estamos que estamos en primavera, si ponemos unas guindas en el centro, da la sensación de que son flores :)




La tarta es muy fácil de hacer y el caramelo, al absorberlo el bizcocho durante la cocción, le da un toque muy especial a esta tarta.
Los ingredientes son básicos, así que en vez de hacer el clásico bizcocho de siempre (que está muy rico), animaros y probar este, que vais a sorprender y vais a hacer más de una vez.




Además la piña le da aún más jugosidad, ya que no se seca al hornear y queda riquísima ;)

Bizcocho invertido de piña:
Ingredientes:
200 gr de harina
150 gr de azúcar
200 gr de mantequilla a temperatura ambiente
4 huevos (a temperatura ambiente)
100 ml de zumo de piña (o del almíbar de la piña en almíbar)
1 + 1/2 cucharadita de levadura en polvo (tipo royal)
2 rodajas de piña en almíbar

Para la base:
7 rodajas de piña en almíbar
7 guindas rojas (opcional)
50 gr de azúcar moreno
25 gr de mantequilla
50 ml de zumo de piña (o almíbar de la piña)

Precalentamos el  horno a 180ºC
Forramos la base de nuestro molde con papel de horno.

Empezamos con la base:
En una sartén echamos el azúcar moreno con unas gotas de agua y dejamos que se deshaga, no lo toquéis ni remováis ni nada hasta que no empiece a deshacerse. Una vez deshecho por completo, añadimos la mantequilla y mezclamos bien, cuando esté bien integrada la mantequilla con el azúcar, añadimos el zumo de piña, al principio se podrá el caramelo duro por el cambio de temperatura. Cuando esté todo integrado y bien mezclado lo echamos sobre la base de nuestro molde para bizcocho.
Acto seguido ponemos las rodajas de piña y las guindas en el centro. Reservamos.

Para el bizcocho:
En un bol echamos la mantequilla con el azúcar, batimos bien con las varillas hasta que quede una mezcla homogénea y cremosa. Añadimos los huevos uno a uno, cuando esté todo bien mezclado añadimos la levadura y la harina y mezclamos bien. Añadimos el zumo de piña y mezclamos bien. Cuando tengamos una mezcla homogénea, añadimos las rodajas de piña cortadas en cachitos, mezclamos con la espátula y vertemos la mezcla en el molde donde ya tenemos el caramelo y las rodajas de piña.
Metemos al horno unos 45-50 minutos, para saber si nuestro bizcocho está listo, pinchamos en el centro con un palillo y si el palillo sale completamente limpio, quiere decir que nuestro bizcocho está listo.

Una vez sacado del horno lo dejamos templar, no tiene que estar frío para poder darle la vuelta más fácilmente.
Este bizcocho templadito con una bola de helado está...


 

2 comentarios:

  1. QUe rico!!
    Tiene una pinta estupenda
    Un besito :*

    ResponderEliminar
  2. Uhmmm que maravilla!!! Tiene una pinta!!! Me lo apunto!

    ResponderEliminar