martes, 15 de octubre de 2013

Caracolas de canela o "Kanelsvinger"

Para mí, estos bollos son típicos de Noruega, principalmente porque fue donde los comí por primera vez. Aquí es muy tradicional el hacer bollería y panes en casa y estas caracolas de canela son un ejemplo de ello.





La masa es fácil de hacer y queda super esponjosa y es fácil de trabajar con ella porque no se pega a las manos ni nada. El relleno es de azúcar y canela, que es lo tradicional aquí, pero si no os gusta la canela lo podéis rellenar de lo que queráis. De chocolate, de frutos secos con manzana...





Yo los hago bastante a menudo, cada vez que viene alguien a tomar café o cada vez que voy a España.
Son perfectos para la merienda, el café, la media mañana, el desayuno... y cuando los hagáis una vez, no vais luego a parar de hacerlos, por lo fácil de hacer y lo ricos que están.



Aquí tenéis el corte para que veáis las capas de canela y azúcar y lo esponjoso que se queda el bollo.
Os he hecho el paso a paso para que no queden dudas de como hacer las caracolas, que son fáciles, de verdad, pero ya se sabe que una imagen vale más que mil palabras ;)




Caracolas de canela (16 unidades)
Ingredientes
Para la masa:
650 gr de harina
350 ml de leche
100 gr de azúcar
55 gr de mantequilla
42 gr de levadura fresca de panadero

Para el relleno o azúcar de canela:
80 gr de azúcar
5 gr de canela en polvo
1 huevo

Ponemos la harina junto con el azúcar en un bol y mezclamos bien. Deshacemos la mantequilla en un cazo y cuando esté deshecha añadimos la leche para que se temple.
(La leche no tiene que estar muy caliente que sino "mata" a la levadura)
Deshacemos la levadura con la leche y la mantequilla.
Añadimos al bol y mezclamos todos los ingredientes bien.
Amasamos durante cinco minutos, no se tiene que pegar la masa a las manos.
Dejamos la masa hecha una bola en el bol, tapamos con un paño y lo dejamos reposar durante una hora, o hasta que haya doblado su tamaño. (Para que la levadura trabaje mejor, hay que dejar la masa donde no haya corriente de aire y haya "calorcito", en invierno, por ejemplo, lo podemos dejar al lado del radiador)

Para hacer el azúcar de canela, ponemos el azúcar con la canela y mezclamos bien. Yo lo que hago es mezclarlo en un bote de cristal. Echo el azúcar y la canelo y lo muevo bien hasta que el azúcar se quede de color marrón.

Montamos las caracolas como os enseño en el paso a paso. Para ello:
1.- Estiramos la masa haciendo una forma de rectángulo.
2.- Echamos el azúcar de canela por toda la superficie excepto en uno de los lados, como veis en el paso a paso. Ya que este lado se utilizará para cerrar y sellar con el huevo.
3.- Enrollamos.
4.- Pintamos con huevo batido el lado que no tiene azúcar y cerramos.
5.- Cortamos el cilindro final en 16 partes.
6.- Colocamos las 16 caracolas en dos bandejas de horno, dejamos reposar unos 30 minutos.

Precalentamos el horno a 200ºC.
Pintamos con cuidado las caracolas con huevo y al horno unos 15-20 minutos, hasta que estén doradas.



3 comentarios:

  1. Enhorabuena!! te hago entrega del premio Best Blog :)
    http://minichefsara.wordpress.com/2013/10/15/mi-primer-premio-blogero/

    ResponderEliminar
  2. Te han quedado perfectas...... la verdad es que cuando las das a probar estás segura de que vas a triunfar..... me encantan
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Que rico!!!
    Discúlpame, pero no recuerdo si te he invitado a mi concurso de recetas, pero me encantaria contar con una de tus delicias, para mi seria un honor si participases en mi concurso de recetas de cocina el premio te va a encantar, no te lo pierdas!!!
    un besito

    ResponderEliminar